viernes, 6 de noviembre de 2009

Nota de bienvenida a ESPACIO CIVICO


Estimados conciudadanos queremos transitar este camino con ustedes sin poder menos que destacar la importancia y el prestigio del partido radical en la historia argentina.
Llevamos en nuestra sangre la impronta del radicalismo, lo que manifiesta que respetamos la institucionalidad y defendemos ciegamente los valores de la Democracia, la austeridad, la transparencia y la seguridad jurídica.
Desde hace años venimos advirtiendo que es necesaria una profunda renovación generacional en la dirigencia política. La “renovación” no es un problema local sino que atañe a todo nuestro país. Tanto es así que esta “carente evolución generacional” ha sido uno de los detonantes de la actual crisis de representatividad que vienen sufriendo los partidos políticos.
La existencia en ellos de círculos cerrados, de camarillas encubiertas y de difícil acceso, impidieron la renovación de los cuadros partidarios, con el obvio estancamiento de la vieja dirigencia. El resultado no pudo ser otro para el Partido que la imposibilidad de cumplir con su rol de instrumento necesario para el desenvolvimiento de nuestra Democracia y para que los ciudadanos logren reflejar sus intereses, inquietudes y opiniones.
El pueblo vio disminuido su entusiasmo por participar, como así también desaparecieron las ganas de seleccionar a sus representantes. Esto generó un gran debilitamiento institucional. La consigna nacida en el 2001 “que se vayan todos” nunca se cumplió y aun más, se quedaron los menos malos o lo que es peor, casi todos.
Hoy, las sociedades democráticas con partidos debilitados no saben posicionarse frente a las insuficiencias o atropellos del Estado. La falta de diálogo y la fragmentación son los principales obstáculos al desarrollo de la comunidad.
Por eso, respondiendo a las inquietudes y reclamos de ciudadanos, simpatizantes y militantes tomamos la decisión irrenunciable de participar. El objetivo es fomentar la participación de jóvenes militantes, generar nuevos dirigentes para la formulación de propuestas y debates en pos de lograr la reconstrucción del partido. Así podremos tener en claro qué tipo de ciudad queremos.
En síntesis, buscamos afianzar la unidad partidaria, reconstruir la confianza, y derrotar las políticas viciadas con el fin de instaurar políticas públicas que puedan subsistir más allá de los cambios de gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario